Instrumentos Antiguos

instrumentosantiguos@hotmail.com

La celesta de Mustel vuelve a sonar

12 marzo 2016

Comentarios

0
 marzo 12, 2016
 0
Celesta Mustel

Después de meses de laborioso trabajo, la celesta Mustel con serial 2404-555 rubricada como V. Mustel, vuelve a sonar con la totalidad de piezas originales. Seguro que ustedes recuerdan el inicio de la Danza del Hada de Azucar del gran compositor Tchaikovsky.

Durante los próximos días irán apareciendo fotografías  de la restauración en detalle.

En términos generales, ha sido necesaria la recuperación del mueble, que se encontraba descuadrado, con faltas materiales y tapas rajadas y vencidas. Interiormente, las barras laterales que sostienen el teclado se encontraban subyugadas hacia la parte inferior del mueble y los restos de carcoma eran evidentes.

Respecto al mecanismo, las placas metálicas sonoras se sostienen sobre la boca de cajas armónicas o de resonancia mediante fieltros triangulares relativamente duros. Estos fieltros, atacados por hongos visiblemente estaban totalmente desechos, hecho que afecta directamente a la sonoridad de las placas. Las placas, negras a consecuencia de la suciedad, se conservan en buen estado general.

Apagadores, martillos, barras mecánicas, varillas de latón, alambre acerado, tuercas de cuero y tornillería, en buen estado a falta de limpieza y puesta a punto.

Por último el teclado, muy desnivelado a causa del vencimiento del bastidor de madera. Marfiles en perfecto estado, palas bien enfocadas y delicada terminación en su factura.

Funcionamiento:

La celesta, un instrumento musical curioso que algunos denominan como caja de música, pero que en realidad es mucho más hermosa y complicada. De inventiva francesa, hacia 1886 por Auguste Mustel, aunque su padre Víctor Mustel hacia 1865 investigaba sonidos con su novedosa dulcitone, antecesora de la celesta.

Básicamente se trata de un teclado que activa una mecánica a base de martillos que golpean láminas sonoras afinadas colocadas sobre resonadores de madera regulables. Al presionar una tecla, con el movimiento oscilante de la misma, la parte inferior de la pala levanta una varilla  latonada, al encontrarse su recorrido limitado por medio de una tuerca de cuero enrroscable, que activa la mecánica de percusión del martillo. Una pieza de madera fluctuante regulada por medio de tuercas metálicas, que contiene el nervio del martillo y en su lateral una guía de alambre recta que recorre la placa hasta llegar al apagador y cuya función es la de levantar la mecánica apagadora. Por último un pedal acciona la totalidad de los apagadores mediante dos barras de madera protegidas por fieltro grueso unidas entre si por una gruesa cuerda de tripa que llaga hasta el pedal.

Celesta Mustel, proceso de restauración
Celesta Mustel
Restauración Celesta Víctor Mustel

Deja un comentario

Translate »