Instrumentos Antiguos

instrumentosantiguos@hotmail.com

Bienvenido a Instrumentos Antiguos

1 junio 2015
 junio 1, 2015
Categoria Destacado

El sonido convertido en música coexiste y convive con el ser humano desde tiempos inmemoriales. Resonancias relegadas en ocasiones a segundos planos, incluso a terceros por su condición atemporal y fugaz. Ha sido tan respetado como temido por la integridad de las culturas que evolucionan; su carácter místico, le hacen simbolizar lo más sagrado y a su vez amedrentar al homo en su más pura condición natural, mortal y material, y por tanto real. Un canguelo que ha preocupado a las grandes mentes del pasado. Pitágoras, que a sabiendas de establecer la sucesión numérica como orden y caos del universo, la cual la música comparte, sitúa a la música en un eslabón inferior, como un episodio accidental, motivado por el pavor efímero de lo sonoro, renegando de este arte especial al que considera como irreal.

Melodías que acompañan lo respetado, a su vez prófugos de su tiempo y fieles compañeros del vulgo, condenados a soportar la carga intelectual de algunos temerosos de la verdad; convictos por aparecer y desvanecer sin otra lógica que la del oído, la de sus aparejos o herramientas de las que se sirve: No es otra que los instrumentos musicales.

Pertrechos estudiados y diseñados minuciosamente por brillantes mentes y manos habilidosas con un único fin: Alcanzar sonidos armoniosos que alternados a voluntad nos elevan a lo más íntimo. Bravo, por tan diversos sonidos, bravo, por tantísimos objetos capaces de producir belleza sonora, en término estricto.

Me vienen a la cabeza las deliciosas obras pictóricas de los grandes maestros flamencos, siempre contemplativos ante la evidente importancia de la música, la cual se representa entre lo corpóreo y tangible, y lo celestial y etéreo; como si de una hoja caída desde lo alto de la copa que nunca llegara a suelo firme, danzando a la vez que canta la ventisca, ligera como una pluma, brillante como el espejo de la goma laca sobre la firme caoba, preciosa alhaja incapaz de atesorar más que en aquellos valiosos instrumentos capaces de interpretar dichosos sonidos celestiales.

Instrumentos musicales con categoría de obra maestra, objetos suntuosos al alcance de una minoría social, delicadas y majestuosas obras mobiliarias que brillan desde el oído y la estética, intentando expresar en aquel objeto sonoro material la belleza incorpórea de la música. Como resultado, localizamos bellísimos instrumentos musicales decorados al extremo, coincidiendo con las modas del momento en el que fue concebido. Una parcela que recela académicamente, que pretendemos esclarecer, investigar y disfrutar. Bienvenidos a Instrumentos Antiguos.

Recuerdo el órgano positivo gótico pintado milimétricamente por los hermanos Van Eyck en el Políptico de Gante, acompañado de hermosos músicos de viola y arpistas, que parece cobrar vida con el objetivo de manifestarnos su glorioso pasado. La delicada pincelada de los ángeles músicos del gran Memling. Me inclino y quito el sombrero ante tal trabajo de perfección, con una idea clara: Representar la música, su conducto y vial: Los instrumentos musicales. Un precioso órgano portativo llamado también de mano, con ornamentación gótica a partir de incrustaciones de marquetería, marfil, hueso y maderas nobles, una viela o fístula frotada, una hermosa y esbelta arpa gótica con sus apuntadas terminaciones, y una trompeta marina que a día de hoy sigue siendo una rareza dentro del panorama académico organológico.

One response on “Bienvenido a Instrumentos Antiguos

  1. Magnifica página, imposible quedar indiferente. Te felicito por tu enorme labor y por esta bonita iniciativa que tanto nos enriquece culturalmente. Sigue publicando que no dejaremos de seguirte. Siempre hemos sabido que llegarías muy lejos, y es que tu constancia y trabajo harán que alcances sobradamente todas tus metas. Gracias por compartir tantos conocimientos con nosotros y hacernos sentir tan orgullosos.

Deja un comentario

Translate »